Descubra cuáles son los tipos de líquidos para frenos - Expomecánica
Loading...

Descubra cuáles son los tipos de líquidos para frenos

Sus diferencias varían de acuerdo a su composición, punto de ebullición y viscosidad


16 de septiembre de 2020

Sobre asfalto seco, mojado o árido. Hoy y siempre el sistema de frenado de los vehículos ha sido esencial en la seguridad de los conductores y quienes circulan por las vías. Razón por la cual es importante conocer los tipos de líquidos, sus componentes y vida útil. 

Normalmente los fabricantes recomiendan una sustitución del líquido de frenos en un marco de dos a cuatro años, lo que provoca que a menudo se le reste importancia. En general, se le presta mucha más atención a las pastillas, discos, o, a la parte puramente mecánica y de mantenimiento preventivo. Sin embargo, que los líquidos de frenos tengan una mayor vida útil no quiere decir que no haya que revisarlos periódicamente. Todo lo contrario, teniendo en cuenta su función, que no es otra que transferir el movimiento y la fuerza ejercida desde el pedal del freno hacia los cilindros del sistema hidráulico. Además, el líquido de frenos funciona como lubricante para todas las piezas móviles y evita la corrosión.

“El líquido de frenos ayuda a transferir el movimiento y la fuerza ejercida desde el pedal del freno hacia los cilindros del sistema hidráulico”

Vida útil 

Si bien los sistemas de frenado de los vehículos actuales son avanzados, la suciedad, la humedad y las altas temperaturas tienen su incidencia. En esta última, cuanto más calor se genera y más alta es la temperatura que alcanza el líquido de frenos, más fácil es que entren en ebullición y disminuya la efectividad de la frenada. Hasta qué punto puede quedar el vehículo sin frenos, no lo sabemos, pero tampoco queremos comprobarlo.

En cuanto a la humedad, algo a tener en cuenta es que el líquido de frenos tiene propiedades higroscópicas, es decir, reaccionan químicamente al agua, la absorben y se mezclan, provocando que el sistema pierda efectividad. Así que en cualquiera de los casos, lo que queda es realizar el cambio de líquidos de freno a tiempo. Y aunque no es una gran hazaña para un mecánico, si los usuarios no cuentan con los conocimientos necesarios para cambiarlo por si solo, lo mejor es buscarse un especialista.

Clasificación

Otro punto a considerar es que los fabricantes recomiendan que siempre se debe usar el líquido de frenos acorde a su vehículo. Por esto consulte su manual, es la mejor manera de identificar qué tipo de líquido de frenos necesita. Recuerde que usar un líquido caducado, sucio o erróneo puede traer anomalías y luego graves consecuencias. 

Ahora, pasemos a la clasificación de líquidos y de frenos para su correcto uso:

  • DOT 3: es el líquido más convencional y económico. Su punto de ebullición seco es de 205 °C, el húmedo de 140 °C y su viscosidad es de 1500 unidades de viscosidad. Es muy higroscópico, por lo cual pierde sus propiedades y facilita la corrosión en el sistema de frenos.  
  • DOT4: se les conoce como LMA(Low Moisture Absortion), o fluido de absorción baja. Este es un líquido empleado tanto en frenos convencionales como en sistemas ABS. Se trata de un líquido de frenos similar al DOT 3, aunque con mejores prestaciones y una mayor durabilidad. Dentro de este tipo podemos encontrar también la especificación Super Blue Racing, que ofrece unas prestaciones mucho más altas y sitúa su temperatura de ebullición en los 260 °C.
  • DOT 5: es un fluido no higroscópico compuesto de silicona. Tienen un punto de ebullición de 260 ºC y una base sintética, por lo que nunca se deben mezclar con los DOT 3 o DOT 4. 
  • DOT 5.1: son líquidos de frenos DOT 4 que cumplen con los estándares del nivel DOT 5 respecto a punto de ebullición y viscosidad. Se pueden mezclar con fluidos DOT 3 y DOT 4 sin problema. En muchos casos se les denomina DOT 4 Plus o Super DOT 4 porque absorben mejor la humedad. Su punto de ebullición seco es de 270 ºC, en húmedo de 180 ºC y una viscosidad de 900 cSt. Esta baja viscosidad es su principal defecto, puesto que aumenta el riesgo de que se produzcan fugas en el circuito de frenos.

El contenido de este artículo solo tiene fines informativos. Bajo ninguna circunstancia recomendamos sustituirlo por el tratamiento de un experto o mecánico certificado.


Redacción ExpoMecánica Digital

Más noticias


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

Mantenete informado de las noticias del sector

SEGUINOS EN NUESTRAS REDES

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram