5 consejos para manejar con lluvia - Expomecánica
Loading...

5 consejos para manejar con lluvia

Manejar bajo condiciones climáticas adversas requiere tomar importantes precauciones. Te contamos las más importantes


Sean leves o tormentas, conducir bajo la lluvia puede que no sea el escenario más idóneo para muchos conductores.

09 de Octubre de 2020

A lo largo de esta semana se esperan fuertes lluvias en varias regiones de Honduras. Principalmente en el nororiente donde no dejará de llover gran parte de octubre como consecuencia de la tormenta tropical Gamma y el huracán Delta.

Sean leves o tormentas, conducir bajo la lluvia puede que no sea el escenario más idóneo para muchos conductores. La incomodidad, la falta de visibilidad, y la sensación de tener menos estabilidad sobre el asfalto son algunos de los síntomas que pueden producirse. Aprovechamos el paso de estas precipitaciones para recomendarte cinco medidas de precaución que deberías tomar para preservar la seguridad al conducir. 

  1. Aumenta los límites de precaución: baja la velocidad y toma una distancia prudente entre vehículos, no frenes bruscamente y evita los charcos. 
  1. Mantén las luces y los parabrisas en óptimo funcionamiento y elimina el vaho con la calefacción o el aire acondicionado: no utilices la recirculación (la tecla es una flecha con la vocal “U”), recuerda que el aire tiene que venir de afuera.
  1. Mantén los neumáticos en perfecto estado: el neumático es el único punto de contacto entre el vehículo y el asfalto por lo que siempre será importante llevarlos en las mejores condiciones, pero en días de lluvia puede ser vital. Lo recomendable es que la banda de rodadura se mantenga entre 8-4 mm de profundidad. Nunca manejes cuando sea inferior a 1.6mm, circular así aumenta de forma considerable el espacio que el auto necesita para detenerse, pues las ranuras no serán eficientes para evacuar el agua eficazmente. Además se corre el riesgo de sufrir aquaplaning.
  1. Aquaplaning o planeo sobre el agua: ocurre cuando el neumático no llega a evacuar el agua por completo y pierde el contacto con el asfalto. Generalmente pasa cuando no se tienen neumáticos en buen estado o al superar un charco a alta velocidad. Lo recomendable es desacelerar no frenar.

Anticipa las maniobras: lógico, aplica para cuando manejamos en pico seco, pero con lluvia es importantísimo. Usa las luces y las balizas respectivas. Y no olvides empezar a frenar un poco antes porque con el asfalto mojado va a tardar un poco más.


Redacción ExpoMecánica Digital

Más noticias


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

Mantenete informado de las noticias del sector

SEGUINOS EN NUESTRAS REDES

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram